Un verano más saludable

0

El verano es una época buena para poder hacer muchas cosas pendientes que hemos ido arrastrando durante el año. Posiblemente en este mes sea cuando más vamos a tener tiempo libre debido a las vacaciones, así que es el mejor mes para hacer balance, parar un poco el ritmo, y empezar a cuidarse.

El calor y el poder tener tiempo libre pueden ayudarnos a que salgamos más, podemos animarnos a salir para hacer ejercicios, ya sea ir a correr o dar largos paseos que hagan activar el cuerpo y que nos mantengamos en forma.

También lo podemos aprovechar para mantener una dieta o un hábito de comidas más saludables, ya que podríamos disponer de más tiempo para pensar qué podemos comer y preparárnoslo.

Así que si está de vacaciones en verano, no tiene excusas para tomar un papel en su casa y apuntar que tipos de rutina queremos seguir. Siempre es bueno apuntarlo para que no se nos olvide, y el poder verlo durante el día nos lo irá recordando.

Después de poner lo que desea hacer, ya sea seguir unos tipos de ejercicios, una dieta o una rutina en general, ponga en cada punto importante los puntos más pequeños de que va a tratar cada cosa. Por ejemplo, si apuntamos hacer ejercicio, poner qué tipo de ejercicios y cuánto tiempo se emplea en eso.

Ya por último sólo queda hacer un horario, metiendo ahí todo lo que tenga que hacer en el día, y aprovechar los huecos para meter lo que hemos apuntado en la lista. Puede ser algo variable, y que no sea igual todos los días, pero procure que el tiempo que le dedique sea siempre el mismo o parecido.

También puede tratar de hacer algo nuevo una vez por semana, y que así no sea algo metido demasiado en rutina. Pero lo importante es empezar a cuidarse.