Trucos para depilar las cejas

El cuidado de las cejas es algo básico, y que unas cejas descuidadas, harán que, hasta el rostro más hermoso, luzca desmesuradamente desfavorecido, por ello, el cuidado de las cejas no debe quedar relegado a un segundo plano a la hora de cuidar la belleza facial.

Un grave problema a tal efecto, es que muchas personas no tienen los trucos eficaces de los profesionales y que, si bien es cierto que dichos profesionales tardan años en desarrollar, podremos aplicarlos siguiendo una simple guía.

El truco más fácil, es el de delimitar las cejas, para lo cual nos bastara con un simple lápiz, que aplicado desde la nariz, nos dará las proporcione adecuadas de las cejas. Con esta técnica, obtendremos las dimensiones totales de nuestras cejas, solo tendremos que eliminar el vello que se escape de dichas dimensiones.

 

En cuanto a la depilación en sí, la forma más correcta y eficaz para eliminar el vello, es la utilización de unas buenas pinzas y un entorno muy luminoso, tan luminoso, que sería preferible realizar la depilación durante el día con luz natural.

Un retoque semanal, unidas a un continuo peinado, harán que nuestras cejas parezcan perfectas durante mucho más tiempo otorgando cierto aire de sofisticación.

Así mismo, para hacer el proceso menos doloroso, convendría realizarlo tras un baño con agua caliente o aplicar vapor, lo que hará que se habrá los poros facilitando la tarea. Así mismo, si tras el depilado se sufre de cierta irritación, podríamos aplicar pomada para los bebes, especialmente aquellas usadas cuando les sálen los dientes, lo que reducirá de sobremanera la irritación local.

Una serie de sencillos trucos para que lo que a veces es algo fácil de realizar, se nos suele resistir, y es que a través de esa forma lo haremos en un momento.

Artículos Relacionados