Tipos de leches vegetales: leche de soja, leche de almendras

La leche de vaca es definitivamente la más consumida a nivel mundial, sin embargo debido a ciertos efectos que la misma provoca las leches que no son lácteas y son a base de vegetales y agua poco a poco se van haciendo posiblemente la mejor opción para la gente que la va descubriendo. Además de ser la única opción para los que sufren intolerancia a la lactosa, son muy saludables y beneficiosas para todos, en este articulo haremos un recorrido por las mejores leches vegetales.

Básicamente y en general las leches vegetales no tienen lactosa, tampoco colesterol, además de que son muy bajas en grasas. Son muy buenas para el corazón ¿Porque? Debido a que tienen un gran porcentaje de grasas mono y a la vez poliinsaturadas, fuertes en vitamina B, sodio y potasio, para aquellas personas que tengan digestiones lentas o sufran de colon irritable son ideales.

Leche de Soja: Definitivamente la más conocida de las leches vegetales, seguramente has escuchado nombrar de ella o incluso la has probado, es sin dudas la más beneficiosa de todas y a la vez la más antigua, originariamente de China poco a poco durante el siglo XIX se a ido extendiendo por el mundo.

Evidentemente para las personas que tienen problemas con la lactosa es ideal, además de que es mucho más digestiva debido a que no necesita enzimas para ser consumida, las personas que sufren de diabetes deben tomar leche de soja gracias a que libera los azúcares de forma progresiva y por ende lo mantiene en la sangre. Ayuda con el colesterol, siendo una de las mejores leches para las personas que sufren de esto, tiene mucho calcio y mejora la circulación además de la cicatrización, nuevamente excelente para personas que sufren de diabetes. Tiene potasio y magnesio por lo que es buena para personas que tengan hipertensión arterial.

Leche de almendras: Si dejamos de lado la anterior, la mejor va a ser esta dentro de las leches vegetales, la cual es en realidad perfecta para los niños en su etapa de crecimiento, además de para personas que no se sientan con muchas energías y para utilizar como complemento alimenticio.

Es buena por lo digestiva que es, tiene beneficios para las personas que sufren de anemia, las más débiles, con problemas hepáticos o las que estén desnutridas o mal alimentadas, aparte que gracias a su gran cantidad de potasio es ideal para el cerebro y los músculos, ayuda a prevenir la osteoporosis, el colesterol y tiene un alto contenido en fibra, por lo que además sirve para prevenir el cáncer de colon.

Artículos Relacionados