Productos comerciales para el cuidado de la piel

0

Hay una amarga ironía en todo esto. Es un hecho que mientras más ingredientes sintéticos y dañinos están presentes en un producto para el cuidado de la piel, desde jabones hasta humectantes, menor efectividad tienen en realidad.

Mientras más cantidad de sustancias no naturales se encuentran en los productos para su higiene personal, es menos probable que verdaderamente le proporcionen una piel más limpia, clara y saludable. Y si usted está buscando ese brillo resplandeciente, pues, puede irse olvidando de ello.

¿Alguna vez se ha dado el gusto de visitar un spa élite de belleza? Si lo ha hecho, probablemente habrá notado que estos establecimientos rara vez, si es que hay alguna, ponen algún producto comercial sintético sobre su piel. En cambio, a menudo tienen sus propios productos de marca privada. O productos que ellos específicamente crearon para usar en el spa.

 

¿De qué están hechos estos productos para el cuidado de la piel? ¡Lo adivinó!

Son productos completamente hechos de ingredientes naturales.

Ahora sin duda se estará preguntando qué es exactamente lo que hace que los productos comerciales sintéticos para el cuidado de la piel sean tan dañinos.

¿Qué es lo que contienen que pone en riesgo nuestra salud?

Primero, le daré un breve resumen sobre algunos de los productos más comunes, aparentemente inofensivos, que están deteriorando su piel y su salud. Luego profundizaré en algunos de los ingredientes más tóxicos.

Por ejemplo, piense en los medicamentos para el acné. ¿Inofensivos?

Muchos tratamientos para el acné en realidad vuelven a la piel extremadamente sensible al sol. Esto, en consecuencia, puede causar complicaciones de sobreexposición al sol mientras usted o su hijo los esté utilizando.

Varios estudios han demostrado que estos químicos están presentes en las biopsias de pacientes con cáncer de mama. Esto deja a muchos científicos preguntándose si los conservantes químicos fueros los que causaron la enfermedad. Por supuesto, debo agregar que no hay prueba de ello.

Los problemas se extienden incluso hasta los geles y jabones (artículos de los que dependemos diariamente para nuestra limpieza). Muchos jabones comerciales contienen algo llamado lauril éter sulfato sódico. Probablemente nunca haya oído de eso. Pero, sin embargo, irrita su piel.

Muchos de estos jabones también contienen algo llamado parabenos (esto le puede resultar más familiar) que en realidad penetran la piel. La piel actúa más como una esponja que como una barrera. Una vez que los parabenos entran en el cuerpo, permanecen ahí y lentamente perjudican al organismo.

De hecho, los parabenos son conservantes químicos que además son un aditivo común en la cosmética y en productos para el cuidado de la piel. Estos también, se encuentran como aditivos en alimentos.