¿Por qué es importante dormir la siesta?

0
dormir la siesta

Beneficios de dormir la siesta

Dormir es muy importante para nuestra salud. Diversas investigaciones han demostrado que la siesta permite prevenir distintas enfermedades patológicas tales como algunas complicaciones cardiovasculares. Además, la siesta es ideal para reponer energías y continuar la segunda parte del día con mejores ánimos. Dormir siempre es bueno para el organismo, aunque dormir en exceso puede ser contraproducente.

Cuando el cuerpo se encuentra en reposo activa distintos procesos, los cuales tienen que ver con las funciones endocrinas, metabólicas, neurocognitivas e inmunes. Cuando una persona no está bien descasada suele ser proclive a los accidentes, estar malhumorada y no rinde al 100% en las actividades cotidianas. El sueño influye de manera negativa al momento de trabajar o estudiar, ya que es difícil mantener la concentración.

dormir la siesta

Entonces, lo ideal es dormir una siesta de no más de 45 minutos, ya que dormir más puede postergar el cansancio. Por otro lado, el momento recomendado para realizar la siesta es el periodo que va desde la hora 12 hasta la hora 16. Este horario del mediodía va a generar que cualquier persona pueda reponerse rápidamente de lo que hizo durante la mañana, recuperando energías y activando para las horas que restan del día.

Muchas personas prefieren dormir más horas de lo normal durante la noche para luego no tener que dormir la siesta. Sobre esto hay muchos estudios con opiniones muy diversas. Claro está que también influye un factor personal que tiene que ver con la costumbre. El cuerpo humano se adapta, algunas veces más rápido que otras, a los cambios. Por lo tanto, quien no duerma siesta puede llegar a estar conforme con su rendimiento. Por otro lado, hay otro factor importante que tiene que ver con el nivel de actividad. Una persona que no realiza ningún esfuerzo, ni mental ni físico, durante la mañana, no necesita dormir la siesta, ya que lo más probable es que llegue a la noche sin sueño. Por eso, si bien dormir la siesta está sumamente recomendada, no es necesario hacerlo siempre y cuando se pueda cumplir con las actividades diarias de manera satisfactoria.

Compartir