Mejorar estilo de vida cambiando los hábitos

Un hábito es una repetición de lo mismo un día tras otros. Personas que tienen que trabajar diariamente son las que más fáciles lo tienen para caer en un hábito diario, ya que se acaba acostumbrando a seguir un horario en el que prácticamente siempre se hace lo mismo.

Esto puede tener unas repercusiones negativas para nuestro organismo, ya que al acostumbrarse a hacer siempre lo mismo puede llevar a una relajación en sí que pase factura a la salud. También puede ser un tema psicológico para la persona en cuestión, ya que se ve obligada a seguir siempre unos patrones y hace que cada vez se vea menos capaz de hacer las cosas, pase por malos momentos y eso afecte a su salud. Por lo que si pasamos por un momento de malos hábitos, hay que cambiarlo.

Lo ideal la verdad sería poder elegir nuestros propios hábitos. Si muchas personas se amargan con sus hábitos es porque no lo han podido elegir ellas, y si pudieran elegirlo, los haría con más positividad y energía, ya que es importante siempre hacer lo que queremos y no lo que nos dictan.

 

Es importante prepararse mentalmente para poder cambiar un hábito. Es bueno apuntar en un papel el hábito que queremos dejar, y al otro lado el nuevo hábito. Por medio podremos ir poniendo los cambios que nos llevaran de un hábito a otro, y en qué momentos del día queremos colocarlo. Una vez que lo tenga todo apuntado, trata de ir día a día sumándole un poco al cambio, e ir notando usted mismo cómo lo va cambiando. Eso puede ser muy positivo para que se sienta bien consigo mismo, que se sienta capaz de conseguir lo que se proponga, y que llegue a encontrarse realmente bien con el nuevo hábito de vida que ha adquirido.

Artículos Relacionados