Mascarilla de papaya para un rostro más limpio y sano

0
papaya

Mi piel ha pasado por algunos cambios negativos últimamente, debido en especial al mal tiempo reciente. Al parecer, este clima en constante cambio que se genera por el cambio de estaciones crea cierta confusión en mi cuerpo, y todo eso se ve reflejado en mi cara! Tenía la piel sin brillo, seca y escamosa. Necesitaba algo que rejuveneciera y de brillo a mi piel de forma urgente.

Papaya en mascarillas para la piel

Las papayas están cargadas naturalmente de antioxidantes, y pueden ayudar a proteger las células de la piel de todo tipo de daños. Lo bueno es que la papaya puede encontrarse fácilmente en grandes almacenes, y con frecuencia a precios muy razonables.

Hay muchas diferentes maneras de aplicar la papaya en tu cara. Puedes frotar el interior de las pieles de papaya en la cara directamente. Algunos prefieren sumar trozos de piña a la papaya. Otros lo mezclan con aceite o miel.

Después de algunos experimentos, descubrí que la papaya un poco madura y blanda es lo que funciona mejor en mi piel, pero te animo a experimentar para encontrar tu propia fórmula mágica. Todos tenemos pieles diferentes, y ante este panorama necesitaremos sin duda tratamientos diferenciados.

Cómo elaborar y aplicar tu mascarilla de papaya

– Toma la papaya y córtala por la mitad. Saca todas las semillas y pon el resto de la papaya en un tazón pequeño.
– Aplica la papaya en todo el rostro, cuello y escote.
– Masajea tu piel y deja que la papaya repose durante al menos 15 minutos.

Con tan sólo media papaya tendrás más que suficiente para varias máscaras faciales, así que puedes poner el resto de la papaya en un frasco hermético y guardarlo en la heladera o refrigerador por hasta 5 días. (En lo personal me gusta mucho la consistencia de la papaya en la cara, pero si no es lo tuyo, prueba añadiendo piña, miel o aceite de oliva).

Después de unos 15 minutos de aplicada la mascarilla lava tu rostro, eliminando cualquier residuo de papaya con un paño limpio. Aplica 4 gotas de aceite de oliva sobre la piel después de hacer la limpieza.

Una buena idea es realizar un seguimiento con tu crema hidratante favorita para potenciar los beneficios de la mascarilla de papaya.