Los beneficios de la canela

La canela es una de las especies más conocidas y usadas en la cocina.

Se trata de un ingrediente ideal para condimentar cierto tipo de comidas, razón por la que es una de las preferidas en buena parte de las gastronomías que se distribuyen a lo largo del planeta.

Además de lo anterior, la canela ha sido muy bien valorada por diversos estudios científicos que se han realizado en torno a ella.

 

De hecho, se ha identificado que goza de una alta cantidad de nutrientes, los cuales aportan muchos aportes imprescindibles a cualquier tipo de dieta que estemos realizando.

La canela tiene potentes propiedades medicinales. En el antiguo Egipto era usada constantemente. Hay que destacar su olor y sabor, el cual proviene del cinamaldehido, un compuesto de origen orgánico que es responsable de los efectos de la canela en el metabolismo y en nuestra salud.

Los antioxidantes son uno de los principales componentes de la canela. En este sentido, la canela es un alimento que protege a nuestro cuerpo de los radicales libres. Según ciertos estudios en torno a los antioxidantes, la combinación que ofrece la canela es una de las más poderosas en cuanto a protección de los radicales libres se refiere.

Sus propiedades antiinflamatorias son otra característica fundamental de la canela. Además de lo anterior, la canela permite combatir infecciones, punto en el que los antioxidantes son la clave para nosotros nuevamente.

También permite reducir los riesgos de enfermedad cardiaca, sin olvidar sus efectos en las personas con diabetes tipo 2, quienes consumiendo canela al menos una vez al día, tendrán considerables beneficios en los indicadores sanguíneos.

Finalmente, la canela mejora la sensibilidad de la insulina, una hormona que se encarga de regular el metabolismo y el uso de la energía.

Artículos Relacionados