La Stevia, un sustituto natural del azúcar

0

A pesar de que es un sustituto natural del azúcar y que en teoría no tiene calorías, carbohidratos y no aumenta los niveles de azúcar en la sangre, hay muchas personas que todavía desconocen que existe.

Durante mucho tiempo la misma se utilizo en varios países de latinoamérica y es posible dar con ella en una buena cantidad de supermercados, siempre se a dicho que es el santo grial de la comida, el edulcorante ideal para personas diabeticas gracias a ser natural y a tener tantos beneficios para la salud.

En Japón la stevia lleva un poco más de 40 años siendo comercializada, sin embargo por ejemplo en Estados Unidos recién en el año 2008 se aprueban los productos relacionados con esta planta como un aditivo para la comida, en cuanto a la Unión Europea tuvieron que esperar unos cuantos años más, hasta el 2011.

Las compañías rápidamente intentaron adoptar el producto, entre el 2008 y 2012 la producción del mismo aumento un 400%, Coca-Cola por ejemplo en Reino Unido lanzo una nueva versión de Sprite la cual estaba basada en la stevia y se aseguraba que tenia un 30% menos de calorías.

El tema del azúcar no es un problema únicamente para personas con diabetes si no que además esta muy relacionada con la obesidad, por lo tanto la stevia tiene el potencial para poder controlar el peso, mejorar además la salud de nuestra boca, entre varias cosas más.

El tema es que si bien la stevia es una planta natural, eso no significa que la misma no sea procesada para que llegue a nuestras manos, ya que la extracción de la stevia de la misma planta sigue un proceso muy similar al que se utiliza para la azúcar. El proceso en cuestión básicamente es remojando las hojas secas, luego de esto hay que purificar los compuestos de sabor dulce, los cuales son conocidos como glucósidos de esteviol, por lo tanto los extractos concentrados terminan siendo 300 veces más dulces que el azúcar.

Los expertos creen que el mercado de la stevia va a seguir en aumento hasta ser una competencia directa a los edulcorantes de toda la vida, sin embargo le queda un camino muy largo para reemplazar a la azúcar por el sabor y el precio. Ciertas personas no saben diferenciar entre un chocolate endulzado con stevia y otro con azúcar, sin embargo otras personas con paladar más refinado pueden catar rápidamente la distinción de gustos.

Compartir