Impotencia masculina

La disfunción eréctil, la eyaculación precoz, (impotencia masculina) son problemas muy comunes que el hombre por la edad, miedos,stress y ansiedades puede experimentar en su vida, estos problemas la gran mayoría de las veces son psicológicos, sobre todo cuando suceden de jóvenes, con la edad también se pierden este tipo de facultades.

Dificultades en el hombre por la edad

  • El hombre cuando pasa de los 40 experimenta una disminución de testosterona y el riego sanguíneo se vuelve más lento e irregular, si ha esto le sumamos hábitos muy pocos saludables, como el tabaco, el trabajo o el stress diario, puede llegar a ser muy dificil tener relaciones de pareja debido a sus cortas erecciones.
  • Este problema puede hacer al hombre entrar en una depresión debido a la creencia de que el hombre es menos hombre si sufre de impotencia masculina, el 80% de los no acude al médico para solucionar este problema, un problema que como digo puede traer muchas consecuencias a quién lo sufre y si se vive en pareja, a la persona que convive con el.

Impotencia masculina por ansiedad

  • Esto se produce más en hombres de edades más jóvenes, por el hecho de pensar que en la relación hay que llegar a más, pensar que no se satisface a la otra persona, esto tiene solución psicológica y la experiencia también hace frente a este problema.
  • La relajación en estos casos es una de las más sencillas soluciones para este tipo de impotencia en el hombre, y la ayuda de la pareja es esencial, trasmitiendo tranquilidad y paciencia.

Soluciones a la impotencia masculina

  • La solución principal es acudir al médico en cualquiera de las situaciones, para descartar cualquier patología, ya sea sanguínea o de otra índole.
  • Hay muchos remedios naturales como puede ser Durazest, unas capsulas compuestas por hierbas de origen Chino, que utilizan en esa cultura y dan un resultado espectacular, sin receta médica y las puedes comprar aquí.
  • O las famosas pastillas azules o rosas que necesitan de receta médica y son algo más peligrosas sobre todo a personas con enfermedades del corazón.

Artículos Relacionados