Examen de ferritina

El examen de ferritina en la sangre mide el nivel de esta proteína en la sangre. La ferritina es una proteína que se ubica adentro de las células y que almacena hierro de forma que el cuerpo la pueda usar posteriormente. Un examen de ferritina mide de manera indirecta la cantidad de hierro en la sangre.

Para realizar este examen se necesita una muestra de sangre del paciente. El medico puede solicitar que no coma nada (ayunar) durante aproximadamente 12 horas antes del examen. También pueden pedirle que se realice el examen en la mañana.

Cuando se inicia el examen, se debe introducir la aguja para extraer la sangre, algunos pacientes logran sentir un dolor moderado; otros solo logran sentir un pinchazo o una sensación de una picadura. Posteriormente, puede haber una sensación pulsátil o algún hematoma leve, los cuales desaparecerán pronto.

 

La cantidad de ferritina en la sangre (llamada nivel de ferritina sérica) está directamente relacionada con el volumen de hierro almacenado en el cuerpo. El hierro es muy importante para la buena producción de los glóbulos rojos. El medico puede ordenar realizar este examen si el paciente tiene signos o algún síntoma de anemia debido a la carencia de hierro. La anemia es una afección en la cual el cuerpo no posee suficientes glóbulos rojos sanos. Los glóbulos rojos le proporcionan oxígeno a los diversos tejidos corporales.

El rango de los valores normales  de la ferritina debe ser: En los hombres de 12-300 ng/mL y en las mujeres de 12-150 ng/mL. Cuanto más bajo sea el volumen de ferritina, inclusive dentro del rango “normal”, lo más probable seria de que el paciente no posea suficiente hierro.

Los ejemplos detallados son mediciones comunes para los resultados de estos exámenes. Los rangos de los diversos  valores normales pueden cambiar ligeramente entre diversos laboratorios.

Artículos Relacionados