¿Ejercicios o dieta? Es la duda al momento de perder peso

0

¿Qué es lo más efectivo para perder peso? ¿La ejercitación o la reducción de calorías ingeridas?

Es posible bajar de peso con una dieta equilibrada y el complemento  de  ejercicios, ya que así evitamos volver a subir de peso. Lo positivo de ejercitarse es que se afirman los huesos y músculos que se deterioran con el paso de los años. En cuestión de kilos no parece ser lo mejor porque el musculo pesa más que la grasa, pero al mantener la masa muscular, se pierden calorías.

Para eliminar grasa no es necesario ir al gimnasio diariamente, es preferible dedicar 30 minutos de (aerobic, caminata, bicicleta, nadar, patinar o bailar) por lo menos 5 veces a la semana agregando ejercicios anaeróbicos 2 veces por semana de (pesas, ligas, ejercicios con bola, junto al yoga o Pilates). Los especialistas proponen que se utilice el peso propio del cuerpo para dale fortaleza a los músculos  a través de los desplantes, sentadillas, plancha y lagartijas.

 

Alimentación sana

Suele decirse que es más fácil cortar caloría que quemarlas, por lo que tener una alimentación equilibrada es muy importante al momento de perder peso. Se puede decir que el 75 % de lo obtenido a través de la dieta y el 25% con ejercicio es el mejor complemento. Por lo que debería tener en cuenta al comer una hamburguesa que tiene 500 calorías, va a necesitar correr casi 4 kilómetros.

Tener en cuenta las dietas bajas en grasa es una buena opción para achicar calorías, pero recomiendo incluir vegetales, frutas, proteínas magras y carbohidratos. No es bueno hacer dietas bajas en calorías, porque disminuyen el metabolismo, logrando que el cuerpo se estanque, de esta forma evita la pérdida de grasa (pierde más músculo y agua corporal). Hay que calcular 10 calorías por cada 453 kg de peso.

El ejercicio permite perder peso pero en algunos casos se suele sobre estimar las calorías que pueden quemar y compensan la actividad comiendo más.

La moderación es una clave importante más allá de que coma sano  evite las comidas altas en grasas, como son las comidas rápidas, postres, dulces y repostería. Lo ideal es consumir porciones moderadas y darse un gustito de vez en cuando. El ejercicio permite disminuir el estrés   lo que complementa al momento de controlar el peso. Por medio de varios estudios vemos que cuando se comienza con una rutina de ejercicios al mismo tiempo se come sano. Por lo que es necesario hacer una consulta con un Nutricionista para que por medio de una dieta equilibrada que le permitirá a su entrenador personal preparar una rutina de ejercicios de acuerdo a sus necesidades.