Depilación con cera

Hoy en día existen muchos métodos de depilación femenina. El más convencional y utilizado, sobre todo por las mujeres y por las chicas que comienzan a depilarse es sin duda la cera. Si decides utilizar el método de la cera para depilarte debes elegir el tipo de cera que prefieras, y el que mejor se adecue a tu situación y a tu tipo de piel.

La depilación con cera caliente está cayendo cada vez más en desuso, a pesar de que sea el más utilizado, ya que se trata de uno de los métodos de depilación convencionales más doloroso, aunque es muy eficaz. Se trata de una manera efectiva de eliminar en un momento el vello indeseado de lugares como ingles, piernas, muslos, labio superior o cejas.

La ventaja de utilizar cera caliente en vez de fría, es que debido al calor que es absorbido por los poros, el vello sale con más facilidad, incluso el vello más corto, cosa que con la cera fría es complicado conseguir.

depilarse-con-cera

El modo de preparación es también algo más complejo, pues la cera caliente es resina que se presenta en forma de bolitas que debe ser derretida. Para ello se calienta a baño maría o en el microondas, y se aplica sobre la piel con la ayuda de una espátula de madera o con un roll-on. Se aplicarán finas capas de producto sobre la zona a depilar, que se arranca de un tirón sin necesidad de utilizar tiras. Esta es otra de las ventajas, que no hay por qué utilizar tiras para arrancar el vello, se puede hacer con la mano mismo una vez esté seca la cera.

De nosotros depende si queremos quedarnos con el método tradicional para depilarnos, solo hay que dedicarle un poco de tiempo y en momento nos habremos desprendido del vello molesto.

 

Artículos Relacionados