Cuál es el mejor horario para hacer ejercicio

Echemos un vistazo a los pros y los contras de hacer ejercicio a diferentes horas del día.

Por qué es genial hacer ejercicio en la mañana

Hacer ejercicio en la mañana te da energías para el resto del día. Empieza la jornada con un impulso a tu metabolismo, manteniéndolo elevado durante horas. Como resultado, muchos pueden sentirse más alertas durante el día y más productivos. Además, puedes sentirte mejor al empezar tu día cuando sabes que has hecho algo bueno para tu cuerpo y mente.

Hacer ejercicio “en la mañana” no necesariamente significa saltar de la cama para comenzar a ejercitarse. Incluso puedes hacerlo luego del desayuno, después de llevar los niños al colegio o de realizar trámites por la mañana.

Ante una perspectiva de ejercicio regular y continuado, a menudo se crean oportunidades para la distracción y desvíos varios. “Más tarde” podría convertirse en “nunca”. Y para aquellos de que viajan frecuentemente debido a sus trabajos o estudios, descarrilarse en sus rutinas de ejercicio es muy común, aunque tengamos las mejores intenciones y predisposición.
la mejor hora para hacer ejercicioCon base en lo anterior, el ejercicio por la mañana tiende a ser más consistente en el largo plazo. Si es lo primero, o una de las primeras cosas que haces en tu día, hay menos posibilidades de perder la rutina.

Por qué es bueno ejercer más tarde en el día

Que quede claro que una caloría quemada a las 6am es lo mismo que una quemado a las 6pm. Sin embargo, el rendimiento de tu organismo puede variar dependiendo de los niveles de energía y estados de ánimo. Si eres una de esas personas que definitivamente no es “de mañana” (debido al humor, ánimos, etc.) te sentirás más fuerte en la tarde o por la noche en comparación con los entrenamientos de la mañana.

Otra consideración es el tipo de ejercicio a tu disposición en diferentes momentos del día. Por ejemplo, un entrenamiento en la cinta de correr, en solitario y por la mañana, frente a una clase de gimnasia grupal después del trabajo. Todo se reduce a qué formato físico te motive más.

Artículos Relacionados