Consejos para dormir bien

0
consejos para descansar mejor

Todos nosotros hemos sufrido de insomnio y hemos tenido períodos en los que no hemos podido dormir por la noche. Esto conlleva una sensación de cansancio al día siguiente, consecuencia de las numerosas vueltas en la cama mediante las que tratamos de conciliar el sueño.

Cuando finalmente logras dormite, sueña el reloj y debes levantarte. Comienzas el día cansado, pero cuando llega la noche, la misma historia se vuelve a repetir de nuevo.

A parte de los motivos de salud, lo que normalmente provoca el insomnio es la continua y excesiva ansiedad acumulada durante el día. La agitación que nos puede provocar un acontecimiento importante en nuestra vida también puede mantenernos despiertos por más tiempo del necesario.Estos son algunos consejos para conciliar el sueño y que se recomienda seguir para que puedas sentirte perfectamente.

No tomes café seis horas antes de dormir y trata de no comer dos horas antes de irte a la cama. Esta es la manera más eficaz para conseguir el resultado deseado y que proporcionará a tu cuerpo el descanso necesario y le relajación.

No trabajes en la cama. Este es un error que muchas mujeres de hoy en día cometen y que se acuestan con montones de hojas o con el portátil en la cama para seguir trabajando. Esto hace que la mente esté cargada y no pueda relajarse. Uno no puede dormir tranquilo si se acuesta pensando en los problemas del trabajo y la oficina.

Procura cansarte durante el día. Si te encuentras en un período en el que, básicamente lo único que haces es echar la siesta por la tarde, debes acabar con esta etapa y hacer deporte o actividades físicas. Así dormirás profundamente durante la noche. Nuestros cuerpos tienen que gastar energía para recuperarla mientras dormimos.

La ducha o el baño de noche son más que requisitos necesarios para conciliar el sueño  ya que ayudan a limpiar y relajar el cuerpo. El agua caliente ayuda a tranquilizarnos y olvidarnos de nuestros problemas además de eliminar la tensión acumulada durante el día.

El aire fresco es esencial para logar el sueño y mantener sano el cerebro. El oxígeno sienta de maravilla a nuestro cuerpo y le permite obtener por la noche el descanso que tano se merece.

La temperatura normal también es imprescindible ya que muchas personas cometen el error de dormir vestidos o enterrados bajo las mantas. El calor excesivo no actuará bien y hará que te despiertes durante la noche. El otro extremo, una habitación fría, tampoco contribuirá a conciliar el sueño y no podrás relajarte lo suficiente. La temperatura recomendada es de unos 20 grados.

Evita girar demasiado en la cama. Si no puedes dormir treinta minutos después de haberte acostado, no te tortures y trata de leer un libro o incluso puedes cambiar de cama ya que también ayuda en ocasiones. Evita los pensamientos negativos.

Duerme en un cómodo colchón y almohada no muy alta ni baja. Muchas personas sufren de insomnio prolongado porque duermen en un incómodo colchón o una almohada. Invierte dinero en tu cama porque en ella pasas gran parte de tu vida y no debes renunciar a las condiciones que le ofrecerá la comodidad a tu columna vertebral y al cuello.

Otro remedio contra el insomnio es caminar durante el día. El sexo antes de dormir también es altamente recomendado. Estas son las dos cosas que si las haces antes de acostarte, dormirás bien ya que te cargarán de energía positiva y te cansarán.

Lo más importante es dormir bien y despertarte al día siguiente descansado y despejado, lo que también es esencial antes de quedarte dormido. Olvídate de los pensamientos negativos y de las preocupaciones cuando estás entre las sábanas.