Cómo practicar el automasaje o Abhyanga

0
automasaje o abhyanga

¿Qué es el automasaj, o Abhyanga?

El automasaje, conocido también como Abhyanga, es un ritual tradicional para tratar tu cuerpo como un templo. En la India, este tratamiento se realiza diariamente a los bebés. Una vez que los niños han crecido, siguen la práctica de sus mayores. El aceitado que se utiliza en el automasaje tiene muchos beneficios para la mente y el cuerpo, como por ejemplo: el rejuvenecimiento de la piel, el equilibrio del sistema nervioso, la lubricación de las articulaciones, calmar el sistema endocrino y el fortalecimiento del sistema inmunológico.

¿Cómo se practica el automasaje?

Se pueden aplicar diversos aceites dependiendo del dosha de la persona, el clima, la época del año, etc. Para empezar una práctica diaria de Abhyanga, compre una cantidad generosa de aceite de sésamo, en lo posible de buena calidad. Al absorberse por la piel, nuestro órgano del cuerpo más grande, cuanto mejor sea el aceite que consigamos, mejor.

auto-masaje-o-abhyanga

Calienta el aceite hasta que alcance la temperatura de piel. Para esto llena un recipiente pequeño con el aceite y colócalo en un tazón grande. Rodea el recipiente pequeño con agua caliente, pero no dejes que entre agua en el interior y se mezcle con la taza de aceite más pequeña. Ten mucho cuidado de no calentar el aceite en exceso, ya que puede quemar la piel si no se controla.

Comienza realizando movimientos circulares en las articulaciones. Asegúrate de incluir hombros, codos, muñecas, caderas y tobillos. Incluye todas las áreas de las articulaciones con especial atención a las axilas, ingle, detrás de las rodillas, etc, donde residen muchos puntos de energía sensibles. A continuación, aplica el aceite detrás de las orejas. Continúa con movimientos largos en todo el cuerpo barriendo hacia el corazón. Si quieres darle a tu cabello un poco de atención extra, puedes masajearlo con un poco de aceite de coco, que nutre el cabello mientras enfría la mente.

Una vez que cubras todo tu cuerpo con aceite, mantenlo así el mayor tiempo posible y trata de mantenerte quieto y en un ambiente controlado. Después de por lo menos 20 minutos puedes tomar una ducha y enjuagar el aceite.

Esta práctica deja la piel radiante y rejuvenecida. Puedes sentirte más centrado y conectado a la tierra si realizas esta práctica regularmente.