4 consejos para descansar más por las noches

0

Mantener nuestro cuerpo fuerte, flexible y tonificado es la clave para estar sanos y activos, pero no hay que subestimar en este punto la importancia de la calidad del sueño. Pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida durmiendo, nuestra reparación del cuerpo rejuvenece y restaura las funcionalidades físicas y mentales.

Con la práctica de conductas conscientes y creando un lugar ideal de descanso, puedes encontrar paz y consuelo en tu sueño. Aquí hay algunos consejos que pueden serte muy útiles para lograr el descanso que te mereces.

4 prácticas definitivas para un mejor sueño nocturno

1. Crear un ambiente de paz. Lo ideal es relajar la mente y el cuerpo desde 30 minutos a 1 hora antes de irse a la cama, apagar todos los aparatos electrónicos, bajar las luces de la casa, incluso apagar la música. Evita especialmente pantallas brillantes como computadoras, iPads y teléfonos celulares.

2. Duerme en una cama firme, hipo-alergénica. Una de los mayores impedimentos de sueño en las personas son las alergias. Con la adecuada ropa de cama y una almohada y colchón hipoalergénicos, la congestión se borra y te permite dormir más profundamente.

descansar bien en la noche
3. Haz meditación/relajación y ejercicios de respiración. Encuentra un asiento cómodo, y destina 1 a 5 minutos centrarte en alargar la respiración, tomando respiraciones profundas cada vez. Respiración meditativa: inhala durante 7 segundos, mantén la respiración durante 4 segundos, exhala durante 7 segundos. Repite este ciclo de 5 a 10 veces. A continuación, acuéstate en tu cama con los pies por sobre la pared, y deja que la sangre de tu cuerpo circule hacia abajo. Quédate ahí por lo menos 60 segundos (máximo 3 minutos). Afloja la mandíbula, suelta la tensión, cierra los ojos. No te preocupe por tu capacidad para quedarse dormido.

4. Ten cuidado con lo que comes. Evita el consumo de azúcar después de la cena, lo cual incluye alejarse también de la fruta. Deja que tu comida fuerte sea el desayuno (procura incluir la mayor variedad de vitaminas y proteínas aquí), el almuerzo como una comida consistente, que te mantenga en marcha, y la cena simplemente como una comida complementaria. Tomar mucha agua y comer sano contribuye a un sueño más reparador.